Menú

Avizor y Victoria Amelina en América

Avizor Ediciones se ha presentado en la segunda feria literaria más importante del mundo, la primera en lengua española. Hablamos de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), en México, clausurada el pasado día 4 de diciembre. Durante diez días los ojos y la atención de las editoriales, de los escritores, de los traductores y de las agencias culturales de todo el planeta se han centrado en Guadalajara, y Avizor ha tenido un lugar importante en la cita.

Avizor Ediciones nació en 2021 mirando hacia el futuro tanto como al pasado, que es la única forma de tener la ilusión de vivir en el presente. Y así se presentó en la ciudad literaria española por excelencia, la FIL de Guadalajara.

La edición 37 de la FIL dio inicio el sábado con la asistencia de 650 escritores de 45 países. Un programa de actividades que incluyó 630 presentaciones de libros de distintos géneros y unas 3.000 encuentros literarios, culturales, gastronómicos y presentaciones musicales (leer crónica de José Manuel Cajigas para El Confidencial).

Con el amparo de la Unión Europea en la FIL ha destacado este año Ucrania, que como en otros ámbitos también en lo literario precisa ayuda y atención. Por un lado Guadalajara ha contado con la presencia del magnífico escritor Andrei Kurkov, quien sigue disfrutando del éxito de su maravillosa novela Abejas grises (Alfaguara); y por otro la feria se ha resentido de la ausencia de la que iba a ser la gran invitada este año, la escritora y activista por los derechos humanos Victoria Amelina, autora de Un hogar para Dom (Avizor ediciones), quien falleció víctima de un ataque de un misil ruso contra la población civil de Kramatorsk el pasado 27 de junio. En este sentido, tuvo lugar un homenaje a Victoria Amelina que se celebró en la FIL de Guadalajara el día 30 de noviembre.

A la derecha, imágenes del homenaje a Victoria Amelina con Héctor Abad Faciolince, la embajadora de Ucrania Oksana Dramaretska y la artista ucraniana Natalia Matsenko.

Héctor Abad recordó los terribles detalles del trágico momento:
“Estábamos con ella, la brava periodista de La Vanguardia Catalina Gómez Ángel y el mediador Sergio Jaramillo, y con el traductor, sentados en una mesa en la terraza. Yo pedí una pizza cuatro quesos; y ella, una cerveza sin alcohol. Como sordeo del oído derecho, y no podía escuchar bien a Jaramillo, me cambié de silla y Victoria ocupó la mía. Jaramillo sacó una botella de whisky que tenía y nos sirvió de tapadillo en los vasos del local. En el momento de brindar, estalló un misil ruso Iskander –que cuesta 4,5 millones de dólares–, una esquirla de esa bomba le entró por la parte de atrás del cráneo, perdió la conciencia y murió pocos días después. No puedo dejar de pensar que aquella bomba me hubiera matado a mí si no me hubiera movido. Siento la inmensa responsabilidad de haberle dado injustamente mi lugar, a alguien de la edad de mi hija”.

Amelina fue objeto de un homenaje encabezado por el gran escritor colombiano Héctor Abad Faciolince y que contó también con la presencia de la embajadora de Ucrania en México Sra. Dramaretska y la organizadora de una importante exposición de arte ucraniano contemporáneo en el MUSA de GuadalajaraNatalia Matsenko.

En paralelo a la FIL, en el Museo MUSA de Guadalajara se presenta una gran exposición de arte moderno ucraniano, con Natalia Matsenko como comisaria.

La Unión Europea, invitada de honor y gran organizadora de eventos y charlas, dirigida por Patricio Jeretic y el Embajador Gautier Mignot, acogen a Avizor y destacan a Victoria Amelina y Un hogar para Dom

Entre los escritores mexicanos destacó Jorge F. Hernández (quien dirige la librería Pérgamo de Madrid) con su novela Cochabamba (Alfaguara) y su divertidísima intervención ante un millar de jóvenes, a quienes aconsejó leer y leer.